Presión arterial alta ¿Cómo prevenirla?


También conocida como hipertensión, la presión arterial es la fuerza con la que fluye la sangre contra las arterias, mientras el corazón está bombeando, cuando esta fuerza es muy alta y el corazón está forzándose para realizar el bombeo, es cuando podemos hablar de presión arterial alta.

La presión arterial es alta cuando el corazón trabaja a un ritmo mayor para lograr bombear la sangre a través de las arterias.

La presión se mide por medio de un sensor electrónico o un brazalete para la presión arterial, con ellos se mide la presión sistólica que es la presión que existe mientras el corazón bombea la sangre y la presión diastólica la presión existente en el momento de reposo del corazón entre un latido y otro, es a estos dos tipos de presiones la que llamamos presión alta y presión baja y se representa, la alta por encima de la baja de la manera siguiente 120/80 mmHg.

La presión es normal cuando en un adulto la presión alta (sistólica) se encuentra por debajo de los 120 mmHg y la baja (diastólica) por debajo de los 80 mmHg, la presión varia y es normal que así sea, cuando duermes, corres, te emocionas, estas activo, pero una vez que cesas la actividad o pasa el efecto del sentimiento, debe regresar a su estado normal.

La edad puede también ser un factor que aumente la presión, en los adultos mayores la presión tiende a ser más alta, no así en adolescentes que tienen una presión similar a la de un adulto medio, o la de un bebe que tiende a ser más baja y considerarse normal.

Existen dos tipos de presión alta

Primaria: Se presenta generalmente en las personas mayores, aparece a medida que la persona va envejeciendo y es el tipo más común de presión alta.

Secundaria: Este tipo lo ocasiona algún medicamento, una enfermedad que se padezca en el momento y tiende a desaparecer una vez que se deja de tomar el fármaco o se cura la enfermedad.