¿Que son y para qué sirven los antibióticos?


Los antibióticos son sustancias químicas que produce un ser vivo para impedir el crecimiento de microorganismos sensibles.

Los antibióticos son sustancias químicas producidas por un ser vivo con el fin de matar o impedir que crezcan los microorganismos sensibles, se presenta en forma de fármaco y su función es tratar las infecciones causadas por bacterias o gérmenes.

Tomar antibiótico puede impedir el crecimiento de los gérmenes o bacterias hasta que el cuerpo esté en condiciones de defenderse y combatir la infección, o puede matar la bacteria, e incluso puede hacer ambas cosas si el caso llega a ameritarlo.

Un antibiótico es una sustancia que segrega un microorganismo que puede afectar a otros microorganismos.

No se trata de cualquier sustancia como los jugos gástricos que matan un microorganismo, sino de sustancias que se extraen de un microorganismo distinto con la finalidad de detener o matar una bacteria alojada en otro microorganismo.

Clases de antibióticos


  • Acción bacteriana poco relacionada con la concentración
  • Acción bacteriana dependiente de la concentración.
  • Antibióticos bacteriostáticos.
Según su composición se dividen en
  • Aminoglucósidos: utilizado para infecciones severas por bacterias gram negativas, bacterias anaeróbicas.
  • Ansamicinas: Un antibiótico anti tumor en fase de experimentación.
  • Carbacefen: Infecciones respiratorias y urinarias.
  • Carbapenem: Bactericida para gram positiva y gram negativa, cobertura de amplio espectro.
  • Cefalosporinas: son antibióticos bactericidas, tienen un anillo betalactámico.
  • Glicopéctidos: se utiliza en pacientes hipersensibles a los betalactámicos.
  • Penicilinas: utilizado en diferentes tipos de infecciones.
Los antibióticos deben usarse bajo prescripción médica, debe tomarse en cuenta la edad y el peso del paciente, cuidar que no sea alérgico al medicamento, que tan grave es el caso, tomando en cuenta los días que durará el tratamiento, revisar que el fármaco esté disponible en la zona donde se prescribe y si puede ser administrado durante la lactancia o el embarazo.