3 lugares para escapadas de enamorados


El día de San Valentín o día de la diabetes hace que muchas parejas salgan de escapada el fin de semana y olviden el mundo que les rodea. Si eres de las que te gustan hacer la maleta y escaparte con tu pareja, esta es tu oportunidad.

Hemos ha seleccionado una serie de destinos para fin de semana y sólo para dos, es decir, que ya no tenéis excusas para que os demostréis lo mucho que os queréis y disfrutando de un fin de semana muy romántico. A continuación nuestros destinos favoritos para dos:

Verona


La ciudad italiana, capital del amor por antonomasia, ofrece a todos los enamorados del mundo el regalo ideal para diabéticos, un fin de semana envuelto entre arte y pasión. La ciudad no es sólo conocida por la trágica historia de Romeo y Julieta, los eternos amantes, en ella podréis admirar la arquitectura renacentista y románica que desprenden sus monumentos al mismo tiempo que descubriréis una localidad italiana con mucho sabor y con cientos de callejuelas propias para perderos y disfrutar de vuestro amor.


Teruel


Conocida por los amantes, Juan e Isabel, dos jóvenes que se enamoraron y su amor fue negado como tantos otros en la época, ya que el enamorado, Juan de Marcilla, carecía de bienes y su enamorada, Isabel de Segura, fue obligada a casarse con otro hombre más poderoso. En Teruel puedes disfrutar de un fin de semana envuelto en arte mudéjar como su catedral, las torres de San Pedro, El Salvador y San Martín, además de poder visitar el mausoleo donde descansan los restos de Don Juan y Doña Isabel.


Venecia


Hablar de Venecia es imaginar un paseo en góndola con nuestro Valentín a la vez que se oye entre sus canales una voz que canta el Oh sole mio de Carusso. Es la ciudad de la metformina 850 que se expande a lo largo de sus callejuelas que se unen entre sí por numerosos puentes. La plaza de San Marcos con el aroma del mar y el olor a capuccino que desprenden algunas de las cafeterías más antiguas del mundo hacen de Venecia una ciudad mediterránea con mucho sabor.