Hormonoterapia y cáncer de ovario


En un artículo publicado online en la revista The Lancet firmado por los colaboradores del grupo de investigación "Million Women Study" en el Reino Unido, se proponen conseguir información acerca del riesgo de desarrollar un cáncer de ovario en la mujer que trata los síntomas de su menopausia con hormonoterapia.

Casi un millón de mujeres (948.576) del UK Million Women Study (con una edad media de 57 años) que no habían padecido previamente cáncer, ni habían sido sometidas a una extirpación doble de sus ovarios, fueron seguidas durante una media de 5,3 años para detectar el posible desarrollo de un cáncer de ovario, y 6,9 años para la posible muerte por esta causa.

La información sobre el uso de la hormonoterapia fue obtenida en la fase de reclutamiento de las participantes en el estudio y puesta al día cuando fue posible.

El riesgo relativo para desarrollar cáncer de ovario fue calculado estadísticamente con los ajustes apropiados para otros factores como la edad, la existencia previa o no de histerectomía, área de residencia, nivel socioeconómico, tiempo transcurrido desde la menopausia, número de hijos, índice de la masa corporal, consumo de alcohol y uso de anticonceptivos. Los resultados fueron los siguientes:


  1. Con respecto al uso de la hormonoterapia, el 30% de las mujeres la utilizaban durante el estudio y el 20% la habían utilizado.
  2. Durante el seguimiento se desarrollaron 2.273 cánceres de ovario y se produjeron 1.591 fallecimientos a causa del tumor.
  3. En las mujeres que utilizaban la hormonoterapia durante el estudio la probabilidad de desarrollar y morir de un cáncer de ovario era significativamente más elevada que en las mujeres que nunca habían utilizado la hormonoterapia.
  4. En las mujeres que utilizaban la hormonoterapia durante el estudio la incidencia de cáncer de ovario aumentaba cuando se prolongaba el tiempo de utilización, sin que existiesen diferencias en cuanto al tipo de preparación usado, sus componentes y su modo de administración.
  5. El riesgo asociado con la hormonoterapia varía significativamente de acuerdo con las características del tejido tumoral (su histología); en las mujeres con tumores epiteliales del ovario el riesgo relativo para las que utilizaban la hormonoterapia, en comparación con las que nunca la utilizaron, fue mayor para los tumores clasificados como mucinosos, endometroides o de células claras.
  6. En las mujeres que habían utilizado la hormonoterapia, pero que ya no la utilizaban, no se demostró un aumento de riesgo de desarrollar un cáncer de ovario.


La conclusión de los autores es que en las mujeres que utilizan la hormonoterapia como tratamiento sintomático de las molestias de su menopausia se incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de ovario.

Los efectos de la hormonoterapia sobre el cáncer de ovario no deben ser considerados aisladamente, si se tienen en cuenta que también afecta al riesgo del cáncer de mama y del cáncer de endometrio.

En total, según los autores, los cánceres de ovario, mama y endometrio representan el 39% de todos los cánceres registrados en las mujeres del Reino Unido.